polaridad

En el ámbito de la electrónica, la polaridad indica si un componente del circuito es simétrico o no. Un componente no polarizado, una parte sin polaridad, se puede conectar en cualquier dirección y aún funciona como se supone que funciona (ejemplo de ello son las resistencias). Un componente simétrico rara vez tiene más de dos terminales pero cada terminal en el componente es equivalente.

Un componente polarizado solo se puede conectar a un circuito en una dirección. Un componente polarizado puede tener dos, veinte o incluso doscientos pines, y cada uno tiene una función y/o posición única. Si un componente polarizado se conectó a un circuito incorrectamente, en el mejor de los casos no funcionará como se esperaba. En el peor de los casos, un componente polarizado conectado incorrectamente generará humo, chispas y será inservible.

Ejemplos de componentes polarizados

Baterías, circuitos integrados, transistores, reguladores de voltaje, capacitores electrolíticos y diodos, entre otros.

La polaridad es un concepto muy importante, especialmente cuando se trata de construir circuitos físicos. Ya sea que esté conectando partes a una placa de pruebas, soldándolas a una PCB o cosiéndolas a un proyecto de e-textil, es fundamental poder identificar los componentes polarizados y conectarlos en la dirección correcta. Analizaremos qué componentes tienen y no tienen polaridad, cómo identificar la polaridad de los componentes y cómo probar la polaridad de algunos componentes.


» Glosario de términos